Seleccionar página

Los ritmos latinos están más que de moda y eso es innegable. Hoy en día, si alguién no acude a clases de baile para adultos, mínimo, tiene a alguien en su círculo cercano que sí lo hace. Muchas son las posibles razones de este crecimiento exponencial de los ritmos latinos en nuestro país y otros tantos de la geografía europea, pero la realidad es que acudir a clases de ritmos latinos está a la orden del día. 

Si estás pensando en acudir a clases de baile para adultos o si acaso has comenzado recientemente en alguna academia de baile a dar tus primeras clases, en este artículo te vamos a dar algunas claves que debes de tener en cuenta para que todo vaya rodado y disfrutes de este maravilloso mundo al máximo.

¿Cómo elijo mis clases de baile latino para adultos?

Esta es la primera pregunta que nos podemos hacer a la hora de plantearnos acudir a clases de baile, todos hemos pasado por este punto. Aunque la primera respuesta que podemos dar a esta pregunta es «la que más cómoda te quede», vamos a desgranar en distintos puntos el quid de la cuestión.

  • La proximidad, el pilar clave

Hoy en día, cualquier ciudad de tamaño medio dispone de diversas academias de baile a lo largo y ancho de su plano, y casi todas ellas tienen clases de baile latino para adultos, por lo que no nos costará encontrar una que se encuentre cerca de nosotros. Si vivimos en pueblos aledaños a ciudades, es posible que nos toque desplazarnos a la ciudad para poder asistir a nuestras clases de baile, pero este es el menor de nuestros problemas.

  • Conoce la especialidad de tu academia

Aunque casi todas las academias de baile ofrecen a día de hoy clases para adultos de salsa y bachata, lo cierto es que no todas las academias están especializadas en estos ritmos. Si bien es cierto que el profesorado que imparta estas clases debe de estar formado en ritmos latinos, la realidad muchas veces es bien distinta. Muchos son los bailarines graduados en el conservatorio que, por imposibilidad de desarrollar su carrera en otos ámbitos migran a dar clase de salsa y bachata para adultos debido a la alta demanda. Esto se traduce en que algunas clases de ritmos latinos para adultos estén impartidas por profesionales de danza contemporánea, urbana, baile deportivo, etc. reconvertidos en profesores de ritmos latinos. Nuestra recomendación es que elijas una academia que tenga como pilar base las clases de salsa y bachata para adultos, y que estas no sean un complemento.

  • Horarios, esa gran problemática

La realidad de las clases de baile para adultos es que suelen tener un horario tardío. Dificil es encontrar un sitio en el que puedas acudir a bailar ritmos latinos más pronto de las 20hs. Y esto responde a la sencilla razón de que los horarios anteriores suelen cubrirse con clases de baile para niños/adolescentes, que tienen horarios más tempranos debido a los madrugones del colegio y el instituto. Por lo tanto, hazte a la idea de que el día que te toque ir a clases de baile, será un día que llegues a casa más o menos tarde, con todo lo que ello conlleva.

Recuerda, los días que acudas a tus clases de ritmos latinos, serán días en que quemarás tus horas de la tarde-noche

¿Qué se hace en una clase de ritmos latinos?

Si aun no has comenzado a acudir a clases de baile y no tienes muy claro qué se hac exactamente, te vamos a contar brevemente cuál es el procedimiento (de forma general) de una clase de baile para adultos.

Principalmente, el desarrollo de una clase de ritmos latinos se podría dividir en:

  • Calentamiento
  • Explicación o repaso de algún paso libre
  • Trabajo en parejas (figuras)

Es decir, trabajaremos más o menos un tercio de la clase de forma individual y el resto de la clase en pareja. Aunque esto no siempre es así, esta es la fórmula más extendida a la hora de impartir una clase de ritmos latinos para adultos.

La vergüenza, la dejamos en casa

Ya llegamos a un punto clave que sirve para gente que ya ha comenzado sus clases de baile. Bailar ritmos latinos significa bailar con gente, es lo que llamamos un baile social. A diferencia de otros ritmos, acudir a una clase en la que vamos a aprender ritmos como la salsa y la bachata, implica realizar un trabajo en pareja. Por lo tanto, es muy común cuando empezamos a acudir a aprender a bailar salsa y bachata que los primeros días estemos cortados. Nuestra recomendación, dejad la vergüenza en casa e id a disfrutar del proceso de aprendizaje, de conocer gente, etc.

La vergüenza es muy común cuando empezamos a bailar, pero mejor dejarla en casa

Los oidos bien abiertos evitan posibles lesiones

Un buen profesor que esté impartiendo clases de baile, ya sea para adultos o para niños, debe ser consciente del impacto que tiene su disciplina sobre el cuerpo de sus alumnos. Sin embargo, los alumnos también deben ser conscientes de esto. Así pues, cuando acudamos a clase para aprender a bailar, debemos estar atentos de las explicaciones del maestro para evitar posibles lesiones. Si bien el hecho de bailar con más gente, al principio conlleva vergüenza, en seguida esto se convierte en un motivo de socialización en la propia clase. Nuestra recomendación es que cuando el profesor/a esté dando alguna explicación técnica, por simple que parezca, intentemos mantener el silencio y atender, así evitando posibles daños no deseados.

Disfruta aprendiendo y aprende disfrutando

El gran crecimiento de los ritmos latinos ha hecho que proliferen los profesores y las academias, y el público que acude a clases. Esto lleva consigo que no todas las clases sean de calidad. Hay maestros muy técnicos, al extremo, que no sabrán conectar contigo. Así como hay profesores que basan sus clases de baile única y exclusivamente en que los alumnos que acuden se lo pasen bien. Desde aquí recomendamos el punto de equilibrio. Acudir a clases de baile para adultos es un pasatiempo genial, por lo tanto esperamos que una clase sea un entretenimiento. Pero también queremos evitar posibles lesiones, poder bailar con todo tipo de gente en un social, hacerlo bien y bonito, etc. por lo que no todo debe basarse en el «cachondeo». Encontrar unas clases de baile latino para adultos, de calidad, y que sean entretenidas no es tarea fácil, pero será muy satisfactorio una vez que demos con ellas.

Si tienes la suerte de vivir en una bonita ciudad como es Alicante y estás buscando una academia para aprender ritmos latinos, ya seas novel o iniciado, nosotros te recomendamos que pruebes las clases de Dreams Academia de Baile, no te arrepentirás.